PERÚ: INICIÓ I ESCUELA POLITICA Y COMUNITARIA DE MUJERES

Imagen

Del 12 al 15 de mayo celebramos nuestra Escuela Política y Comunitaria de Mujeres. Un espacio de experimentación e intercambio para la elaboración de propuestas metodológicas desde una mirada feminista. Un proceso sin manuales, ni caminos predeterminados que busca posicionar dimensiones como el trabajo corporal, emocional y espiritual como aportes fundamentales para la construcción colectiva.

Creemos que la formación política debe darse sobre una relación horizontal de aprendizaje, donde cada una pueda aportar desde sus experiencias de vida. Para nosotras, esa construcción no es posible si omite lo que tradicionalmente se han considerado dimensiones no relevantes para el conocimiento, dominado por una lógica cartesiana que prioriza aprehender a través de la razón frente a otras formas igualmente importantes además de complementarias.

Esta mirada feminista desde la que partimos, se interrelaciona y pone en continua cuestión en un dialogo basado en la interculturalidad y la diversidad de formas de entender la lucha por la defensa de los derechos de las mujeres.

La reflexión a partir de lo vivencial, de la puesta en práctica, de la acción que de nuevo da paso al análisis y la evaluación, prioriza y pone al mismo nivel tanto lo que hacemos como la forma de hacerlo. Así, atendiendo a las maneras de hacer, a las culturas políticas, somos capaces de cuestionar el poder que opera en nosotras como primer paso para “mostrar, cuestionar y erradicar el poder que domina nuestros cuerpos, pueblos y territorios y crear colectivamente un poder que nos libere, nos afirme con autonomía y nos haga felices.”

Y en ese cuestionar y reconfigurar el poder, imaginamos mundos posibles, que no son utópicos, si no profundamente necesarios ante la falacia de un planeta de recursos ilimitados que crece a costa de la explotación de sujetos considerados subordinados: naturaleza, pueblos indígenas, y nosotras, las mujeres.

En el camino vamos construyendo nuestra voz, nuestros discursos, nuestras formas de entender el mundo y propuestas de cambio. Un mundo donde la soberanía alimentaria sea ley, donde la agroecología sea una alternativa sólida frente a, la única vía de escape a la pobreza imaginada por el poder, el extractivismo para la exportación. Un mundo donde podamos autogobernar nuestros territorios, donde el cuidado de la vida, de la naturaleza y de las personas esté en el centro, donde las mujeres podamos decidir y disfrutar libremente con gozo y placer de nuestros cuerpos, de nuestra autonomía.

Con esta primera escuela vamos dando los primeros pasos de una ruta de trabajo que abarcará todo el año. Gracias a las compañeras de FEMUCARINAP, FEMURA y Cajamarca por sus aportes, compromiso y entusiasmo. Y por enseñarnos tanto sobre la riqueza y diversidad de formas de ser, hacer, sentir y luchar de nuestro Perú. ¡Seguimos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s