Mujeres afianzan pacto en su lucha por el agua

ImagenSobre el piso cubierto de esteras, las polleras coloridas, los anacos, las faldas y más prendas de la vestimenta tradicional de las diferentes culturas de las nacionalidades indígenas, filiales de la Ecuarunari, se fundieron en el cuarto de una casa de campo, para darle un ambiente más cálido, en la fría hoyada de la Estación de Cumbe.

Eran unas 50 personas, de ellas, sólo seis hombres, entre ellos el presidente de la Ecuarunari, Carlos Pérez. Así se instaló, ayer, el Encuentro de Mujeres Andino-Amazónicas, en el que se intercambiaron reconocimientos por la lucha en defensa del agua y la naturaleza y en los temas Quimsacocha y el Yasuní, principalmente.

La dirigente Blanca Chancoso, de la Escuela de Mujeres indígenas Dolores Cacuango, fue la facilitadora del encuentro al que asistieron delegadas de varias provincias de la Sierra y Oriente. Las asistentes sacaron a flote su sentir, resumido en la necesidad de apoyo para avanzar en lo que consideran una consigna irrenunciable: la defensa del agua, como sinónimo de vida.

“Nosotros vivimos años amargos, aquí nos han tratado de terroristas, al compañero Pérez ya lo llevaron a la cárcel pero no renunciaremos a la vida. Mi pedido es que nos acompañen en la lucha, sólo Dios sabe cuán largo será esto, o tal vez el gobierno tome conciencia y nos deje en paz con nuestra agua y nuestro territorio”, dijo una de ellas, desde el rincón izquierdo del cuarto de la acogedora casa, hecha de madera y ladrillo. En la entrada, la “Chacana” o Cruz del Sur, complementaba el cuadro formado con los rostros de mujeres amazónicas y líderes de comunidades indígenas que, pintados, se exhibían en caballetes, como parte del encuentro femenino.

Del debate de ayer se obtuvieron importantes conclusiones que serán difundidas hoy en la celebración del Yakumama Raymi, “Fiesta de la Madre Agua” o Día del Equinoccio Andino, en el Parque de La Madre, desde las 10:00. Presencia shuar

“Ayu atumim mash juipujarmena nuna amikmajrume núa taurmena nuna amik man, Carlos Pérez, amik Náa ikamputin, li entsari ayan prukta tusar jui por mena amik majrume”, fue el saludo con el que, en su lengua, se dirigió a la asamblea el joven activista Nantu Narankas, de la nacionalidad Shuar, quien afirmó que desde niño participa en acciones en defensa del agua y la naturaleza. Aseguró que con su presencia en el encuentro de mujeres quiso mirar de cerca la valentía de ellas, en una lucha permanente por heredar a las nuevas generaciones, la vida, a través del agua y la naturaleza en sí.

Desde Bolivia

Procedente de la República de Bolivia, ofreció una charla a las mujeres ecuatorianas, Guadalupe Fernández, dirigente del departamento de Oruro, provincia Poopó, comunidad Queyaqueani Grande.

“En representación de la Red de Mujeres Bolivianas vengo a apoyarles para hacer una sola fuerza a nivel mundial en defensa del agua y de la madre tierra. He visto bastante unidad, buenos líderes y pienso que este accionar va a ir creciendo cada día porque se trata de la vida y del alimento. La realidad en mi país es más grave, mucho extractivismo, violencia contra la mujer, áreas que se han quedado secas, ni siquiera podemos hacer fosas para recoger el agua lluvia, porque también aquella al tener contacto con los residuos de las minas llega contaminada”, testimonió.

Vía:  http://www.elmercurio.com.ec

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s